Beneficios para la Salud


Descubrimiento de los beneficios para la salud de Immunocal

A principios de los años 70, bajo la dirección del Dr. Gustavo Bounous (FRCSC), un equipo de investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad McGill, en Canadá, se encontraban estudiando proteínas de origen animal y vegetal con la idea de alimentar pacientes con dietas básicas que les permitieran reducir el tiempo de hospitalización. Desde 1978, sus estudios se han centrado en las proteínas del suero lácteo. Este trabajo llevó al sorprendente descubrimiento de que un concentrado específico de proteína de suero no desnaturalizado ayudaba a mantener los niveles óptimos de glutatión, una alta reactividad inmunológica y una actividad anticancerígena. La identificación subsecuente de los ingredientes activos presentes en esta mezcla de proteínas llevó, en 1993, a la producción de una proteína bioactiva de alta calidad a la que se le dio el nombre de Immunocal.
Estas investigaciones fueron respaldadas por la Medical Research Council of Canada y la asociación de National Institutes of Health de Estados Unidos. Los efectos observados de Immunocal que fueron descubiertos en la Universidad McGill han sido validados por numerosos centros de investigación independientes en todo el mundo, principalmente en Alemania, Japón, Australia, Francia, Estados Unidos y en Nueva Escocia, Canadá.

Estudios clínicos controlados de placebo para comprobar los beneficios de Immunocal

El examen ideal para obtener evidencias clínicas sobre la eficacia es la prueba relacionada con el control de placebos y la prueba de doble ciego. Actualmente las actividades de Immunotec se centran sin embargo en pruebas clínicas controladas en colaboración con varios socios clínicos en Montreal y otros centros clínicos en Canadá y Estados Unidos. El estudio recientemente publicado sobre los efectos de una formulación específica para investigación de Immunocal en pacientes con cáncer de pulmón (Tozer et al. Antioxidants & Redox Signaling, 10:2, 395-402, 2008) es un ejemplo. Esta prueba ha mostrado resultados bastante impresionantes con respecto a los beneficios para la salud de esta formulación de Immunocal en lo que concierne a la nutrición de pacientes gravemente enfermos de cáncer de pulmón. Otros estudios clínicos que muestran la eficiencia de Immunocal han sido realizados y publicados por varios centros clínicos.

Beneficios para la salud por medio del consumo regular de Immunocal

Immunocal contiene distintas proteínas con propiedades estructurales y funcionales especiales que ofrecen en conjunto una combinación de importantes beneficios para la salud.
El nombre de Immunocal hace referencia a su efecto en las funciones inmunológicas. La declaración que afirma que Immunocal es efectivo en el mantenimiento de un sólido sistema inmunológico ha sido aprobada oficialmente por Health Canada. La mayoría de la gente sabe que la medicina moderna es aún relativamente impotente ante las epidemias virales como el VIH, SARS o el virus de la gripe. En estos tiempos de globalización y aumento de viajes internacionales es sólo cuestión de tiempo para que una nueva epidemia se extienda por todo el planeta y eventualmente llegue a Norteamérica. Más aún, sin tener en cuenta estas amenazas mundiales, cada uno de nosotros se ve confrontado a una constante avalancha de resfriados y gripes. La pregunta decisiva es si los virus que se encuentren primero serán eliminados por nuestro sistema inmunológico o se quedarán para manifestarse más tarde como una enfermedad. Esto depende decisivamente en la fortaleza de nuestro sistema inmunológico sin importar si es en un futuro inmediato o lejano. La persona que esté tomando Immunocal diariamente estará mejor preparada para afrontar este momento.
El efecto de Immunocal en el sistema inmunológico se encuentra principalmente regulado por su alto contenido de cisteína. La cisteína es el precursor limitante en la producción del glutatión que juega un papel muy importante en las funciones del sistema inmunológico. Éste juega principalmente un papel crítico en la proliferación de linfocitos, es decir, las células que regulan reacciones inmunológicas específicas. Las concentraciones de cisteína y glutatión presentan una fuerte y progresiva disminución relacionada con la edad y que empieza a los 30 años. Por lo tanto, sería la gente de edad avanzada la que estaría más expuesta a experimentar los beneficios de tomar Immunocal. Los adultos jóvenes sanos poseen normalmente los niveles adecuados de cisteína y glutatión la mayor parte del tiempo pero en algunas ocasiones sufren episodios de bajos niveles de glutatión. Estos episodios son provocados posiblemente por infecciones virales imperceptibles que no presentan síntomas que hacen vulnerables hasta a las personas más fuertes, ante infecciones subsecuentes ya que su bajo nivel de glutatión pone en riesgo el sistema inmunológico. Los adultos jóvenes saludables se dan cuenta de los beneficios de tomar Immunocal sólo después de haberlo consumido por largos periodos de tiempo.
Al apoyar la biosíntesis del glutatión, Immunocal mejora también la función desintoxicante en el cuerpo. Sin percibirlo, nos encontramos constantemente expuestos a las toxinas ambientales como los metales pesados en alimentos de baja calidad, en el aire cada vez más contaminado que respiramos o en el agua que bebemos. El cuerpo está por lo tanto comprometido en la importante tarea de eliminar tales toxinas. Uno de los mecanismos más importantes de desintoxicación involucra al glutatión el cual se une a ciertas toxinas formando un complejo soluble en agua que al final es excretado en la orina o la bilis como desecho. En casos extremos como en el caso de envenenamiento por dosis excesivas de algunos medicamentos, este proceso disminuye severamente los niveles de glutatión en el hígado y puede llevar a condiciones que pongan en peligro la vida. Estos pacientes son tratados y rescatados típicamente por medio de medicamentos que accionan el glutatión para elevar sus niveles y para desintoxicar a la víctima.
Glutatión es mejor conocido por sus funciones antioxidantes que también son indirectamente mejoradas por Immunocal. En todo momento, los organismos vivientes se encuentran generando internamente radicales de oxígeno y peróxido de hidrógeno, ambos causan daños masivos oxidantes en el tejido y otras formas de estrés oxidante, a menos que se neutralice por medio del glutatión. Al deshacerse de los radicales de oxígeno y del peróxido de hidrógeno, el glutatión controla normalmente el estrés oxidante y protege los constituyentes estructurales de las células contra los efectos dañinos de estas moléculas. Sin glutatión, las células se destruirían rápidamente. Otros antioxidantes, como la vitamina A, vitamina C o vitamina E también cuentan con una función protectora pero el glutatión es por mucho el antioxidante más abundante en las células y los tejidos. Las cantidades insuficientes de glutatión pueden, por lo tanto, no ser compensadas por estas vitaminas antioxidantes.
Por esta razón, la disminución de glutatión relacionada con la edad juega un papel importante en el envejecimiento y las enfermedades relacionadas con el estrés oxidante tales como las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Diversos estudios independientes realizados en animales han demostrado que la cisteína complementaria provoca una disminución en la oxidación de las proteínas y revierte el deterioro relacionado con la edad en varias funciones bioquímicas. Visto que el deterioro cognitivo es una de las consecuencias más devastadoras del envejecimiento, fue particularmente interesante ver que la cisteína complementaria reduce el grado de daño estructural oxidante en el cerebro y disminuye el deterioro de las funciones nemotécnicas en los animales.
El glutatión es sin duda el antioxidante más importante en el cuerpo y ha sido objeto de investigaciones intensas durante los últimos 30 años. Actualmente, más de 80.000 artículos científicos sobre el glutatión se encuentran en la lista de Pub Med (www.pubmed.gov) y este número incrementa de 3 a 5 mil nuevos artículos cada año. El glutatión está compuesto de tres aminoácidos, glutamato, cisteína y glicina y es sintetizado a partir de estos precursores dentro de las células y los tejidos. La producción de glutatión se encuentra limitada normalmente por la disponibilidad de cisteína. El grupo sulfhidrilo (tiol) de cisteína sirve como electrón donante y es responsable de la actividad biológica del glutatión. Sin embargo, tomar suplementos de cisteína libre de aminoácidos no es recomendable ya que la cisteína se oxida al permanecer almacenada o si no, en el tubo digestivo. Para poder aumentar el nivel de glutatión celular, es mucho mejor usar un suplemento con residuos de cisteína “estabilizada” como en Immunocal.
El efecto en las funciones musculares es otro importante beneficio para la salud que viene con el consumo regular de Immunocal. Debido a su composición especial y a sus propiedades estructurales, Immunocal puede ayudar a paliar la pérdida de masa muscular esquelética y funciones musculares que son los aspectos principales del envejecimiento. Este proceso se conoce como sarcopenia y empieza en la cuarta década de la vida y se va acelerando a medida que envejecemos. Visto que la pérdida de masa muscular está asociada a la pérdida de funciones musculares, esto aumenta el riesgo de caídas y fracturas, poniendo en peligro la habilidad de visitar a los amigos o de mantener otras actividades sociales y, por último, hace que disminuya la calidad de vida durante la vejez. Ya que el tejido muscular esquelético representa aproximadamente la mitad de la masa proteínica en el cuerpo humano, la pérdida de masa muscular se traduce sobre todo en una pérdida neta de proteínas. El ejercicio físico, principalmente el entrenamiento de resistencia, es el método mejor investigado que ha demostrado incrementar la masa muscular y las funciones musculares aún en las personas de edad avanzada. Este efecto de ejercicio físico puede ser mejorado considerablemente con el consumo de Immunocal. Se comprobó que la cisteína no desnaturalizada y la proteína del suero lácteo rica en leucina eran más eficientes que la caseína o la proteína de soya siendo por lo tanto la fuente de proteína dietética ideal para ayudar al mantenimiento de la masa muscular esquelética y las funciones musculares esqueléticas. Immunocal es una combinación de varias proteínas que se digieren rápidamente lo que resulta en un incremento acelerado de los aminoácidos que se encuentran en el plasma de la sangre alcanzando el nivel máximo dos horas después del consumo de proteínas. Los aminoácidos más importantes para el mejoramiento de las funciones musculares en las personas de edad avanzada son la leucina y la cisteína, mismas que contiene Immunocal en cantidades relativamente altas. Idealmente, Immunocal debería tomarse inmediatamente después del ejercicio físico ya que la máxima disponibilidad de aminoácidos en la sangre coincide, en este caso, con la ventana de tiempo de ejercicio máximo induciendo a la síntesis de las proteínas de la masa muscular esquelética. Idealmente, una persona cuyo peso corporal es de 80 kg debería consumir aproximadamente de 10 a 30 g de Immunocal después del ejercicio. Debería además tomar una pequeña dosis adicional de Immunocal (p. ej. 10 g) en la mañana para balancear los niveles relativamente bajos de cisteína en el plasma y los de glutatión intercelular al final de la noche. El resto del consumo diario de proteínas debe ser distribuido durante el día.
La mayoría de los estudios clínicos y estudios complementarios en animales sobre los efectos de la cisteína complementaria en el estrés oxidante, funciones musculares y funciones inmunológicas han sido realizados con otro derivado de la cisteína, la acetilcisteína N, ya que este agente permite al investigador identificar a la cisteína como el agente causal. Sin embargo, si se está utilizando diariamente una cantidad de 10 a 30 g de Immunocal rico en leucina y cisteína en un cuerpo de 80 kg para mejorar la síntesis de proteína muscular y las funciones musculares, esto es suficiente para responder también a la demanda creciente de cisteína para combatir el estrés oxidante relacionado con el envejecimiento y mantener un sistema inmunológico sólido. Cualquier consumo adicional de acetilcisteína N o de ácido alfa-lipoico como suplemento complementario no sólo podría ser innecesario, sino hasta dañino. La acetilcisteína N, por ejemplo, puede provocar ciertos efectos negativos. Además, el consumo por vía oral de ésta conlleva generalmente a un incremento relativamente alto y temporal de las concentraciones de cisteína/acetilcisteína N en la sangre, gran parte de la cual es transformada en el ambiente oxidante de la sangre en el bisulfuro correspondiente que es esencialmente inútil para las células y los tejidos y otra parte es simplemente catabolizada y convertida en ácidos metabólicos. El ácido alfa-lipoico tiene la propiedad única de viajar a través de las membranas de los lípidos y es por lo tanto capaz de transportar los oxidantes y reducir los equivalentes a través de las membranas. Su contenido en la mayoría de las células y tejidos es en cantidades moderadas y juega un papel fisiológico importante en este contexto. Si se presenta en concentraciones relativamente más altas, transporta oxidantes equivalentes del ambiente oxidante de la sangre hacia las células y tejidos actuando así de manera eficiente como un oxidante para las células en vez de un antioxidante.
Tomados juntos, Immunocal ayuda al cuerpo a defenderse de varios riesgos comunes para la salud que se vuelven cada vez más importantes a medida que vamos envejeciendo. Immunocal logra esto fortaleciendo cuatro funciones clave que pueden ser recordadas fácilmente por estas cuatro letras:
D – POR DEFENSA ANTIOXIDANTE
F – POR FUNCIONES INMUNOLÓGICAS
D – POR DESINTOXICACIÓN
Más
F – POR FUNCIONES MUSCULARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada